«La casualidad es un palabra anticientífica, y por consiguiente sin sentido, inventada en su vanidad por el hombre para disimular en muchos casos su ignorancia.” Alejandro Sorondo, Ciudades y Civilizaciones Prehistóricas de América, 1915.